martes, 12 de diciembre de 2017

Salir de la zona de confort, es una opción o es inevitable?

Según Wikipedia,  la zona de confort “es un estado mental donde nos encontramos cómodos con nuestra vida actual, con nuestras aspiraciones cubiertas y sin presiones”. Ahora bien, es posible mantenerse de manera permanente en la zona de confort en los tiempos que transcurren?


Definitivamente estamos viviendo en una época en donde lo único permanente es el cambio. Las transiciones cortas y cambios rápidos son las características predominantes en la Era Digital. Antes se hacían planes a 10 o 20 años y funcionaban, ahora cuesta saber lo que puede llegar a pasar el próximo año. Todo tiende a cambiar vertiginosamente y, generalmente, estas situaciones nos toman por sorpresa.

Si trasladamos este concepto de zona de confort a una compañía, si no se sale de esta zona estaríamos firmando el certificado de defunción de forma anticipada. Las empresas viven en una situación de “beta permanente” para mantenerse competitivas y no ser superadas por la competencia.

Si lo vemos desde el punto de vista de las personas, tampoco es una opción mantenerse dentro de la zona de confort. Se necesita actualización permanente, adaptación a las nuevas necesidades y una revisión constante de todas las facetas de la vida, tanto laboral como personal.

No es fácil vivir fuera de la zona de confort. Se necesita un nivel de energía personal que antes no era necesario. El cambio permanente requiere de un esfuerzo extraordinario pero eso ya no entra en discusión: es el tiempo en el que nos toca vivir y salir de la zona de confort ya es algo inevitable, no es optativo.


Que opinan? Espero sus comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario