martes, 19 de diciembre de 2017

Industria 4.0: no solo son maquinas, también son personas

Se habla permanentemente de la Industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial. Si vamos a Wikipedia, la definición de Industria 4.0 es la siguiente: "el concepto Industria 4.0 (también señalado como cuarta revolución industrial, ​ Industria inteligente  o Ciberindustria del futuro) ​ corresponde a una nueva manera de organizar los medios de producción. El objetivo que pretende alcanzarse es la puesta en marcha de un gran número de «fábricas inteligentes» («smart factories») capaces de una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción, así como a una asignación más eficiente de los recursos, abriendo así la vía a una nueva revolución industrial o Cuarta revolución industrial".

Excelente definición con la que, por supuesto, estoy de acuerdo. Es una realidad que estamos en una época de cambios dirigidos a poder ser eficientes y empleables en el marco de esa industria.

Lo que no me termina de convencer son las acciones que se están tomando para que las personas (las protagonistas excluyentes, especialmente en esta época) se vean integradas y adaptadas a esta Cuarta Revolución Industrial.

En Argentina y Latinoamérica estamos todavía en un paso anterior, que es la transición de la Era Industrial a la Era Digital. Estamos en presencia de organizaciones “adolescentes” con grandes avances tecnológicos en áreas como producción y con un management con características de la Era Industrial. Incluso las universidades todavía no tienen la flexibilidad y velocidad de cambio en los programas de estudio para adaptarse rápidamente a lo que pide la Industria 4.0.

Por esto, es necesario hacer una transición ordenada, porque no se puede obviar los pasos que llevan a la adaptación de las compañías al nuevo entorno de negocio,  para no seguir teniendo empresas “inmaduras” que crezcan de manera despareja. La innovación en el management de la que tanto habla Gary Hamel en libros como “Futuro de la Administración” es algo imperante y que no puede dejar de implementarse en toda organización que se digne de moderna y adaptada al siglo XXI.

Escucho sus comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario